Bienvenidos al blog de Marketing de Javier Figueroa

Javier Figueroa

Una pequeña historia sobre un gran sueño:

Después de que mi socio me estafara en 2013, y mientras tenía un trabajo para mantenerme, estaba perdido y asustado. Empecé a buscar respuestas y una nueva dirección para mi vida, y lo que encontré me dejó alucinado.

Mientras me desempeñaba en mi trabajo diario en la empresa, por las noches empecé a aprender sobre marketing en internet, creé un sitio que explicaba como usar Excel. Y como prueba, empecé a publicar en el blog del sitio mientras creaba mi primer curso, y para promocionarlo, hice algunas campañas en Facebook para conseguir personas interesadas en un pre lanzamiento. Y de la noche a la mañana, la gente comenzó a llegar.

Ese blog/sitio de Excel, para mi sorpresa, de repente, se convirtió en un "sitio de nicho" que me llevó al mundo del marketing en Internet, los negocios en línea y, con posterioridad, a medida que iba creando nuevos cursos y mis alumnos los compraban, me fue llevando casi sin darme cuenta, al mundo de los ingresos pasivos.

A medida que avanzaba en mi viaje, conocí personas amables, talentosas y generosas que me ayudaron a hacer crecer mi negocio y mis habilidades como administrador de mi negocio, así también como persona. A ellas les debo, sino todo, gran parte de lo que logré.

También me di cuenta desde el principio, que quería ayudar a otros a tomar el control de sus destinos profesionales y financieros (para que no les pasara lo que me pasó a mí) y esta fue la chispa que me permitió lanzar mi propio programa de afiliados. Ahora, le enseño a las personas como ganar dinero de forma ética y honesta en la web.

Cuanto más enseñaba a los demás, más aprendía yo mismo, y la comunidad de mis afiliados creció de una manera emocionante, pero también aleccionadora. A los siete años, de haber iniciado mi propio viaje, era el gerente de ventas de mi propio negocio.

La pandemia y la cuarentena, demolieron a muchos de los negocios presenciales, y los que se recuperaron, lo hicieron teniendo que enfrentar una dificil situación post-recuperación, pero los digitales, como el mío, siguieron funcionando y generando ingresos (¡muchos!), tanto para mí, como para mis afiliados. Y a pesar del dolor y temor que la situación generó en todo el planeta y las vidas de las personas, también esa fue la señal más clara, que me demostró que, siete años antes, había tomado la mejor decisión: los negocios en la web.

Una anécdota personal:

Generar ingresos en la web, me permitió, inclusive, estar en la habitación del hospital donde acompañaba a mi madre recién operada de cáncer, y sin tener que preocuparme más que, de a donde iba a apoyar la notebook para ver el funcionamiento de mi negocio. Ella estaba tranquila de saber que contaba conmigo para lo que necesitara, y yo podía seguir con mi negocio sin preocupaciones ni estrés.

¿Como está ella ahora? Disfrutando de sus nietos con muchos años más de vida por delante.
La comunidad de ExpertoDigital sigue evolucionando y madurando, y mi historia está lejos de terminar.

En muchos sentidos, apenas ha comenzado..